Mi Historia de Éxito

      Luchó con el exceso de peso desde pequeña. “Fue a base de comer mucho. Comía como obrero, como dicen. En mi familia gusta la buena comida”, confeso la  organizadora de eventos para la Bodega de Mendez. “En la universidad me costaba sentarme en los pupitres, no cabía”, manisfestó. Durante sus primeros años universitarios, uno de sus profesores le dijo que reconsiderara cambiar su concentracíon en sistemas de información a otra disciplina que conllevara más movimiento, ya que un trabajo sedentario solo provocaría que continuara aumentando libras. Tras esa observación no solo cambió su concentración a Mercadeo, para luego hacer una maestría en Gerencia, sino también se planteó como prioridad bajar de peso. Su padre también se en- cargó de hablarle con palabras que la hicieran reaccionar y moverse hacia la acción. “Me dijo ‘Madeline, ya estás en tamaño 26 de pantalón, ¡mírate al espejo! Con esa cara tan bonita y ¿ese cuerpo? ¡A ver qué haces con tu vida”

       Con esa realidad en su mente acudió a un grupo de apoyo que pertenece al sistema de alimentación Weight Watchers. Entendemos que una persona puede quedarse estancada en un peso, incluso aunque esté tratando de bajarlo. Eso le pasó a Madeline, compartió Marilyn Cordero Díaz, el gran apoyo de Madeline en la lucha por bajar de peso y quien es conferenciante de un grupo que se reúne dos veces en semana en Plaza Las Américas y miembro vitalicio (de por vida) de Weight Watchers. Cordero también luchó y le ganó la batalla a la pérdida de peso, por eso en- tendía la situación de Madeline y se convirtió en una fuente esencial de apoyo. Siempre le decía, Madeline no te frustres si te has estancado en unas libras; déjale saber a tu cuerpo que vas a permitirle que se tome un respiro, que no hay prisa, prosiguió Cordero al narrar sus estrategias de ayuda

     “La enseñé a preparar sus propias comidas, de forma atractiva y saludable”. Es lo que Weight Watchers in- tenta con todos su miembros, que aprendan a ser más sabios a la hora de seleccionar y preparar sus alimen- tos, ya que el sistema no consiste en dietas; ingieren todo tipo de alimentos aprendiendo a consumirlos de forma más correcta. A todo el que acude a Weight Watchers se le inculca mantenerse activo, fomentando la importancia del ejercicio y ofreciendo motivación y apoyo mediante las conferencias que organizan y las cuales constituyen la principal herramienta del trabajo del conocido programa para bajar de peso. “Reforzar la autoestima de Madeline fue importantísimo, y sobre todo despertar en ella el deseo de motivar a otros, porque es algo innato que tiene; le gusta ayudar y cuenta con dotes de líder”, destacó Cordero.

Ayudar a otros se ha convertido en mi meta 

Una de las metas principales de Madeline es con- vertirse en futura conferenciante, y dirigir grupos de apoyo. Disciplina, consistencia, perseverancia y actitud fueron factores clave para ella, y son esenciales para cualquiera que desee bajar de peso, afirmó Cordero. Madeline, por su parte, manifestó que en el grupo de apoyo que dirige Cordero encontró a mi familia. Tras dos años y medio de comenzar a acudir a las reuniones que tienen lugar los viernes y sábados bajó 153 libras en dos años y medio. Una de sus metas principales es convertirse en futura conferenciante, y dirigir grupos de apoyo. Llevo tres años con Weight Watchers. Aún no me he graduado del programa porque negocié con mi médico llegar a mi peso meta de 160 para poder convertirme en miembro vitalicio. Y su médico quiere que no se exceda en el esfuerzo por perder peso, porque -de acuerdo con la talla de Madeline, quien es una mujer de estructura ósea grande-, perder más libras de lo aconsejable podría conducirla a una delgadez poco saludable

Luchar contra la tentación 

Adelgazar le ha provisto grandes beneficios a su salud, ya que descendieron sus niveles de colesterol y presión, los cuales ha- bían aumentado debido a la obesidad. En su labor profesional, la cual ejerce con pasión, Madeline coordina un sinnúmero de eventos institucionales y privados en los que predominan las buenas comidas y bebidas. Muchos se preguntan, ¿cómo lucha contra tanta tentación? Siempre pido que me sirvan ensala- das más que cualquier otro plato, y la vinagreta me la colocan aparte. Yo misma aderezo. Decido cuándo tomarme la copita de vino o de champán. Me alimento con todo tipo de comidas, sólo que en porciones pequeñas. Por suerte, la naturaleza de mi trabajo me permite mucha movilidad. ¡Todos en la Bodega de Méndez me han ayudado!. El apoyo de sus compañeros de trabajo, de su grupo en Weight Watchers y de su familia ha sido fundamental. Pronto, motivará a otros a realzar y poten- ciar sus mejores cualidades, bajando de peso, porque al fin y al cabo, el exceso de libras nadie lo quiere ni necesita.

¿Cómo lo logre? 

  • Acudiendo a un grupo de apoyo que se convirtió en fundamental para su motivación.
  • Siendo disciplinada, consecuente y perseverante.
  • Sin renunciar a sus alimentos preferidos, pero comiéndolos en menor porción.
  • Aprendiendo a cocinar platos atractivos, y a la vez saludables.
  • Haciendo ejercicios: spinning, zumba, kickboxing, caminatas por la playa, entrenamiento para un 5K. Todo lo que empuje ¡a moverse!
  • Siendo activa en su trabajo como coordinadora de eventos, el cual ejerce con pasión, y ihuyendo de las tentaciones! cuando le toca organizar banquetes con ricas comidas y bebidas. “Quiero llegar a mi meta, y eso me hace ser fuerte ante el plato más rico”, admitió.
  • Aceptando que la obesidad es una enfermedad, y hay que buscarle cura, según expresó. Bajar de peso es un trabajo 50 por ciento físico, y 50 por ciento mental

¡Estoy aqui para ayudarte!

     Si estás experimentando una situación similar, me gustaría ser tu guía en este viaje. Compartir mi proceso de transformación y cómo cambié mi rutina para alcanzar mi peso ideal fue un camino desafiante pero gratificante.

     Ahora, mi objetivo es ayudarte a ti, que estás buscando esa misma transformación. Te invito a dar el primer paso hacia una nueva versión de ti mismo/a.

    Juntos, podemos iniciar este viaje hacia un estilo de vida más saludable y feliz. Descubre cómo puedo ser tu clave para lograr el cambio que deseas. ¡Estoy aquí para apoyarte en cada paso del camino!

Mi Historia de Éxito

        Luchó con el exceso de peso desde pequeña. “Fue a base de comer mucho. Comía como obrero, como dicen. En mi familia gusta la buena comida”, confeso la  organizadora de eventos para la Bodega de Mendez. “En la universidad me costaba sentarme en los pupitres, no cabía”, manisfestó. Durante sus primeros años universitarios, uno de sus profesores le dijo que reconsiderara cambiar su concentracíon en sistemas de información a otra disciplina que conllevara más movimiento, ya que un trabajo sedentario solo provocaría que continuara aumentando libras. Tras esa observación no solo cambió su concentración a Mercadeo, para luego hacer una maestría en Gerencia, sino también se planteó como prioridad bajar de peso. Su padre también se en- cargó de hablarle con palabras que la hicieran reaccionar y moverse hacia la acción. Me dijo Madeline, ya estás en tamaño 26 de pantalón, ¡mírate al espejo! Con esa cara tan bonita y ¿ese cuerpo? ¡A ver qué haces con tu vida”

       Con esa realidad en su mente acudió a un grupo de apoyo que pertenece al sistema de alimentación Weight Watchers. Entendemos que una persona puede quedarse estancada en un peso, incluso aunque esté tratando de bajarlo. Eso le pasó a Madeline, compartió Marilyn Cordero Díaz, el gran apoyo de Madeline en la lucha por bajar de peso y quien es conferenciante de un grupo que se reúne dos veces en semana en Plaza Las Américas y miembro vitalicio (de por vida) de Weight Watchers. Cordero también luchó y le ganó la batalla a la pérdida de peso, por eso en- tendía la situación de Madeline y se convirtió en una fuente esencial de apoyo. Siempre le decía, Madeline no te frustres si te has estancado en unas libras; déjale saber a tu cuerpo que vas a permitirle que se tome un respiro, que no hay prisa, prosiguió Cordero al narrar sus estrategias de ayuda

     “La enseñé a preparar sus propias comidas, de forma atractiva y saludable”. Es lo que Weight Watchers in- tenta con todos su miembros, que aprendan a ser más sabios a la hora de seleccionar y preparar sus alimen- tos, ya que el sistema no consiste en dietas; ingieren todo tipo de alimentos aprendiendo a consumirlos de forma más correcta. A todo el que acude a Weight Watchers se le inculca mantenerse activo, fomentando la importancia del ejercicio y ofreciendo motivación y apoyo mediante las conferencias que organizan y las cuales constituyen la principal herramienta del trabajo del conocido programa para bajar de peso. “Reforzar la autoestima de Madeline fue importantísimo, y sobre todo despertar en ella el deseo de motivar a otros, porque es algo innato que tiene; le gusta ayudar y cuenta con dotes de líder”, destacó Cordero.

Ayudar a otros se ha convertido en su meta 

Una de las metas principales de Madeline es con- vertirse en futura conferenciante, y dirigir grupos de apoyo. Disciplina, consistencia, perseverancia y actitud fueron factores clave para ella, y son esenciales para cualquiera que desee bajar de peso, afirmó Cordero. Madeline, por su parte, manifestó que en el grupo de apoyo que dirige Cordero encontró a mi familia. Tras dos años y medio de comenzar a acudir a las reuniones que tienen lugar los viernes y sábados bajó 153 libras en dos años y medio. Una de sus metas principales es convertirse en futura conferenciante, y dirigir grupos de apoyo. Llevo tres años con Weight Watchers. Aún no me he graduado del programa porque negocié con mi médico llegar a mi peso meta de 160 para poder convertirme en miembro vitalicio. Y su médico quiere que no se exceda en el esfuerzo por perder peso, porque -de acuerdo con la talla de Madeline, quien es una mujer de estructura ósea grande-, perder más libras de lo aconsejable podría conducirla a una delgadez poco saludable

Luchar contra la tentación 

Adelgazar le ha provisto grandes beneficios a su salud, ya que descendieron sus niveles de colesterol y presión, los cuales ha- bían aumentado debido a la obesidad. En su labor profesional, la cual ejerce con pasión, Madeline coordina un sinnúmero de eventos institucionales y privados en los que predominan las buenas comidas y bebidas. Muchos se preguntan, ¿cómo lucha contra tanta tentación? Siempre pido que me sirvan ensala- das más que cualquier otro plato, y la vinagreta me la colocan aparte. Yo misma aderezo. Decido cuándo tomarme la copita de vino o de champán. Me alimento con todo tipo de comidas, sólo que en porciones pequeñas. Por suerte, la naturaleza de mi trabajo me permite mucha movilidad. ¡Todos en la Bodega de Méndez me han ayudado!. El apoyo de sus compañeros de trabajo, de su grupo en Weight Watchers y de su familia ha sido fundamental. Pronto, motivará a otros a realzar y poten- ciar sus mejores cualidades, bajando de peso, porque al fin y al cabo, el exceso de libras nadie lo quiere ni necesita.

¿Cómo lo logró? 

  • Acudiendo a un grupo de apoyo que se convirtió en fundamental para su motivación.
  • Siendo disciplinada, consecuente y perseverante.
  • Sin renunciar a sus alimentos preferidos, pero comiéndolos en menor porción.
  • Aprendiendo a cocinar platos atractivos, y a la vez saludables.
  • Haciendo ejercicios: spinning, zumba, kickboxing, caminatas por la playa, entrenamiento para un 5K. Todo lo que empuje ¡a moverse!
  • Siendo activa en su trabajo como coordinadora de eventos, el cual ejerce con pasión, y ihuyendo de las tentaciones! cuando le toca organizar banquetes con ricas comidas y bebidas. “Quiero llegar a mi meta, y eso me hace ser fuerte ante el plato más rico”, admitió.
  • Aceptando que la obesidad es una enfermedad, y hay que buscarle cura, según expresó. Bajar de peso es un trabajo 50 por ciento físico, y 50 por ciento mental

¡Estoy aqui para ayudarte!

     Si estás experimentando una situación similar, me gustaría ser tu guía en este viaje. Compartir mi proceso de transformación y cómo cambié mi rutina para alcanzar mi peso ideal fue un camino desafiante pero gratificante.

     Ahora, mi objetivo es ayudarte a ti, que estás buscando esa misma transformación. Te invito a dar el primer paso hacia una nueva versión de ti mismo/a.

    Juntos, podemos iniciar este viaje hacia un estilo de vida más saludable y feliz. Descubre cómo puedo ser tu clave para lograr el cambio que deseas. ¡Estoy aquí para apoyarte en cada paso del camino!